La energía en el cuerpo humano: ¿ ilusión o realidad?

La energía en el cuerpo humano:
¿ ilusión o realidad?

En la ciencia y la investigación, siempre decimos que algo no existe hasta que se puede comprobar. Sin embargo, la observación de un fenómeno que no se puede comprobar no quiere decir que la observación es una ilusión.

En la física cuántica se puede comprender mejor la esencia de la energía en el cuerpo humano y la posibilidad de intervenir energéticamente desde el exterior del cuerpo, debido a que las células, tejidos y órganos tienen su actividad química celular y generan campos eléctricos y campos electromagnéticos dentro del cuerpo humano.

Cada materia emite fotones que son partículas sin masa. Ellos son los portadores de todas las formas de radiación electromagnética, son partículas de luz y presentan tanto propiedades corpusculares como ondulatorias.

En 1936 Harold Saxton Burr describió por primera vez el fenómeno bioeléctrico y los campos eléctricos de sistemas vivos. En 1942 describió que hay un puente eléctrico entre los seres vivos y su entorno “no vivo”.

En la actualidad no se habla de vivo y entorno no-vivo pero sí de la materia y no-materia, explicado por Fons Wils (Bélgica), en su modelo científico sobre la naturaleza “The structure of Matter” en “On the Origin”.

Para medir y registrar estos campos bioeléctricos y electromagnéticos, tenemos que esperar hasta 1963, cuando Gerhard Baule y Richard McFee en la universidad de Syracuse (Nueva York), consiguieron medirlo con ayuda de un amplificador.

En 1970 David Cohen podía medir estos campos magnéticos con un SQUID magnetómetro (superconducting quantum interference device, inventado por Brian Josephson).

También existe la fotografía de Kirlian y la máquina de visualización de descarga de gas del profesor Konstantin Korotkov, que son utensilios para visualizar la “bioenergía”. Bio-well es un sistema actual para medir el campo de energía humano.

Ahora sabemos que las enfermedades alteran el campo biomagnético de las células y órganos. Terapias como el Reiki, la bioresonancia, la meditación, el yoga, la acupuntura, la terapia de campos magnéticos, la Bemerterapia, entre otros, trabajan sobre estos campos para cambiarlos y obtener una curación.

El Dr. Robert Becker y el Dr. John Zimmerman, han descubierto que las ondas cerebrales de la persona que hace y de la persona que recibe Reiki, se sincronizan en el estado alpha, el estado característico de relajación y meditación. Además, sus campos magnéticos pulsan en unísono con el campo magnético de La Tierra, conocida como la Resonancia Schuman. Cuando se hace Reiki, el campo biomagnético de las manos del practicante se multiplica en tamaño.

Podemos concluir que las teorías sobre la medicina energética a través del tiempo están evolucionando desde la ilusión a la realidad, desde teorías filosóficas a observaciones reproducibles, desde la superstición a lo racional.

© Texto: Dr. Gert REMMERIE